Para el presente año haremos énfasis en el “CREADOR”, Dios maravilloso que muestra evidencias, por medio de sus criaturas, un diseño inteligente. Nos llama a un relacionamiento de fe y comunión, en nuestra vida diaria. Somos mayordomos de la creación, para poder deleitarnos en la hermosura de cada detalle de la naturaleza. Se tiene que admitir que nuestra existencia no está determinado, por los bienes terrenales; sino por la gracia redentora, justificado por la sangre de Cristo. Finalmente vivimos en un mundo donde hay dos corrientes muy marcadas, la primera es que Dios creo este universo con todo el sistema de vida; la segunda es pensar que todo vino del azar, cuyo surgimiento es por accidente. Motivo por el cual hoy el ser humano tiene que tomar una decisión: seguir a Dios o ignorarlo.

Disfruta de todas las actividades del PMDE, que Dios te bendiga.

Pr. Wilmer de la Cruz

Coordinador del PMDE

El PMDE (Plan  Maestro de Desarrollo Espiritual) es el énfasis anual a nivel de la Educación Adventista en Sudamérica, cuya estructura se define:

  • Plan: Proceso sistemático.
  • Maestro: Es de alto nivel, por lo tanto marca las directrices, estrategias y acciones a seguir.
  • Desarrollo: Indica el objetivo principal del plan: crecimiento, progreso, evolución.
  • Espiritual: Designa la comunión con Dios como base para el desarrollo de la persona o institución.

En resumen: “Es un proceso sistemático que indica las líneas de acción institucional para el desarrollo integral de la comunidad educativa tomando como base la comunión con Dios” (BTMG). El PMDE hace énfasis en cuatro valores cristianos transcendentales, durante el año académico, dividido en dos ciclos. En cada año lectivo, se renuevan y promueven nuevos valores. El objetivo de este proyecto es mantener motivados a toda la comunidad universitaria, a fin de fortalecer la vida espiritual como un plan sostenido para integrar la vida académica y social, como parte de un compromiso misionero y discipulador.

Creencia funcional N° 6 – La Creación

Dios comunica por medio de las escrituras el relato auténtico e histórico de su actividad creadora. Él creó el universo; y en una reciente creación que duró seis días, el Señor hizo “los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos” y descansó en el séptimo día. Así estableció el sábado como memorial perpetuo de la obra que él realizó y terminó en seis días literales que, junto con el sábado, constituyen la misma unidad de tiempo que hoy llamamos semana. El primer hombre y la primera mujer fueron formados a imagen de Dios, como obra maestra de la creación, se les dio dominio sobre el mundo y se les atribuyó la responsabilidad de cuidar el planeta. Cuando el mundo quedo terminado era “bueno en gran manera”,  proclamando la gloria de Dios.

Gn 1–2; 5; 11; Êx 20:8-11; Sl 19:1-6; 33:6, 9; 104; Is 45:12, 18; At 17:24; Cl 1:16; Hb 1:2; 11:3; Ap 10:6; 14:7

  • Profundizar el desarrollo espiritual mediante la relación, la comprensión, el servicio y el modelaje.
  • Fortalecer  el estilo de vida saludable, de la comunidad universitaria, junto al CREADOR.
  • Comprometer la participación del personal docente y no docente en el liderazgo de grupos de orientación (GOL), facultades en misión (FEM), líderes con valores (LCV) y escuelas sabáticas (ES).
  • Motivar al personal, a ser ejemplo para los estudiantes, en valores según el PMDE.